Brinda prevenIMSS estrategias para detectar oportunamente cáncer de mama

Octubre es el mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guanajuato refuerza la campaña de orientación que brinda a la población sobre las acciones que promueve para prevenir y atender dicho padecimiento, a través del Programa PrevenIMSS.

“El cáncer de mama es el crecimiento desordenado de células del epitelio de los conductos o lobulillos mamarios, y que tiene la capacidad de diseminarse”, explicó la coordinadora de Enfermería en Salud Pública en la entidad, Irma Ponce Trujillo.

Ocupa el primer lugar dentro de las enfermedades por tumores malignos, y el aumento de casos está estrechamente relacionado con el envejecimiento y una mayor prevalencia de los factores de riesgo en la población femenina.

Dicha enfermedad se presenta con mayor incidencia en el grupo de mujeres de 60 a 64 años de edad, y en un segundo grupo entre loa 50 y 59 años; sin embargo, cada vez es más frecuente en mujeres menores de 50 años.

A través del Programa PrevenIMSS, el Instituto contempla actividades de promoción de la salud para reducir factores de riesgo y, por lo tanto, el riesgo de cáncer de mama.

También promueve actividades de prevención de la enfermedad, por medio de la aplicación de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) a niñas de quinto año de primaria o a partir de los 11 años, a las no escolarizadas.
Otra actividad de detección oportuna de la enfermedad por medio de orientación y asesoría para que la mujer se realice la autoexploración de la mama cada mes, a partir de los 20 años.

La enfermera o médico familiar también realizan la exploración clínica de la mama cada año, a partir de los 25 años de edad; y se envía a la mujer a realizarse la mastografía cada dos años, partir de los 50 y hasta los 69 años de edad; o si son mujeres con antecedentes familiares directos de cáncer de mama, entre los 40 y 49 años.

Entre los factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama están: no haber tenido hijos, tener más de 45 años, tabaquismo, alcoholismo, falta de actividad física, sobrepeso u obesidad, ausencia de la práctica de lactancia materna, embarazo después de los 35 años, antecedente de cáncer de mama en familiares directos, así como haber padecido cáncer en alguna de las mamas.

Ponce Trujillo detalló que las medidas preventivas consisten en cambiar los factores de riesgo susceptibles de ser modificados, como llevar un estilo de vida saludable, reducir el consumo de grasas saturadas, realizar actividad física, mantener un índice de masa corporal dentro de parámetros normales, reducir o evitar la ingesta de alcohol, no fumar y realizarse la autoexploración cada mes.

Además de acudir a su Unidad de Medicina Familia (UMF), con la enfermera o médico familiar para que le realicen una exploración física, y solicitar una mastografía, después de los 40 años de edad.

En el IMSS, las pacientes cuenta con vigilancia y seguimiento de un especialista, métodos de diagnóstico y tratamientos de acuerdo a las necesidades de cada una de ellas por el estatus de la enfermedad, así como atención y apoyo psicológico en caso de que lo amerite.