Cuidar factores de riesgo protege contra gastritis: IMSS

• El tipo de personalidad llega a influir en la afección

Las causas de la gastritis son variadas, pero en México es común que se encuentre asociada con algunas bacterias que se adquieren al comer en la calle o por algunos malos hábitos de higiene. También puede deberse a enfermedades específicas, tipo de alimentación, alimentos irritantes, ayunos prolongados, estrés laboral, bebidas alcohólicas, etcétera.

“Nuestro cuerpo está protegido por una piel interior que se llama epitelio, pero esta parte en el estómago es especial porque está hecha para resistir los ácidos que son secretados, ya que si no existiera esta capa quemarían nuestro interior”, señaló el doctor Julio César Briones Báez, jefe del departamento clínico de Medicina Interna, de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Agregó que también el tipo de personalidad llega a influir, ya que hay casos en personas que son ansiosas, nerviosas o enojonas, ello porque secretan muchas sustancias que elevan el ácido en el estómago.

Existen medicamentos, sobre todo los que son contra el dolor, que también llegan a provocar gastritis, porque disminuyen algunas sustancias en la sangre provocando que otras reacciones alteren la mucosa del estómago, haciéndolo más frágil y desencadenando la enfermedad.

Indicó el especialista del IMSS que los síntomas generalmente se asocian con un síndrome llamado dispepsia: sensación de malestar, plenitud, ardor y dolor en lo que se conoce como la boca del estómago.

Briones Báez indicó que la padecen más los hombres y mencionó que una causa más es el tabaquismo, porque disminuye la protección del estómago. Recomendó a la población no automedicarse ya que existe el riesgo de incrementar el problema, o bien, no detectar alguna otra afección que pudiera estar ocurriendo.

El Instituto brinda orientación a la población derechohabiente sobre los factores de riesgo para este padecimiento, desde la consulta en Medicina Familiar; en cuanto a la alimentación en el servicio de Nutrición y en relación con la importancia del control emocional, en el servicio de Psicología.