Inicio León Cumple promesa a su padre fallecido de volver a estudiar

Cumple promesa a su padre fallecido de volver a estudiar

Ante la pérdida de su papá, Jonathan tuvo que abandonar sus estudios, actualmente retomó su meta y lo logró.

León, Guanajuato, a 7 de julio de 2021.- Para Jonathan Alexis Ojeda Vargas, la muerte de su papá significó abandonar la escuela y comenzar a ayudar a su mamá en atender la tienda de abarrotes que tenían.

Desde ese entonces, nunca quitó el dedo del renglón y prometió en memoria de su padre, lograr terminar sus estudios y ahora lo logra con el apoyo de INAEBA.

“Yo abandoné el estudio porque, tenemos una tienda, falleció mi papá y yo tenía que apoyar a mi mamá, por ese motivo dejé la escuela y por medio de mi novia me enteré de INAEBA, que puedo terminar mi escuela y lo pienso hacer”, dijo.

Jonathan cursaba, en ese tiempo, el segundo grado de secundaria cuando enfrentó el fallecimiento de su padre, no tuvo otra opción de momento más que dedicarse de tiempo completo al negocio familiar y así generar un sustento para su mamá y sus hermanos.

“Yo quería acabar mis estudios; tengo en mi pensamiento meterme a la prepa para seguir con mis estudios y ser alguien en la vida”.

Al conocer sobre los servicios que ofrece el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA), Jonathan no dudó en acercarse, pues dijo, le agradó la modalidad que se ofrece, por la facilidad de continuar sus estudios sin abandonar las tareas en el hogar y su trabajo en la tienda, además de que los servicios, son gratuitos.

Por ahora, Jonathan no tiene definida una carrera para estudiar, pero está seguro de que, en un futuro buscará ingresar a la universidad; su madre, sus hermanos y sus sobrinos son una motivación para continuar con su formación académica.

“La educación es muy importante para mí, nosotros somos de pocos recursos, tenemos una tienda, pero eso no nos alcanza y quiero seguir con mis estudios para mantener a mi familia; quiero que mis hermanos y mis sobrinos vean en mi un ejemplo de que sí se puede”.

Aunque su padre ya no pueda acompañarlo físicamente para ver su desarrollo académico, Jonathan dice que lo cuida desde donde se encuentra y no tiene dudas que estaría orgulloso de lo que él está haciendo, por lo que pronto espera darle más satisfacciones y cumplir con la promesa que algún día le hizo: ser un exitoso profesionista.

Artículo anteriorInvitan a participar en concurso gastronómico del festival de la fresa de Irapuato
Artículo siguienteSEG mejora la infraestructura de escuelas en la región Norte