Inicio Guanajuato Exceso en la ingesta de grasa, azúcar y alcohol pone en riesgo...

Exceso en la ingesta de grasa, azúcar y alcohol pone en riesgo la salud: IMSS

El Seguro Social orienta a la población derechohabiente a través de PrevenIMSS

Ingerir alimentos ricos en grasa y azúcar, así como beber alcohol de manera desmedida, traen graves problemas de salud, por lo que personal médico del Seguro Social recomienda mantener una dieta balanceada y evitar su consumo en exceso para no descompensar el organismo.

“El riesgo inmediato de beber alcohol en grandes cantidades es sufrir un accidente; cuando se hace de manera crónica ocasiona diversas afecciones en el organismo”, dijo el doctor Víctor Mondragón Rivero, adscrito a la jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guanajuato.

“A largo plazo representa afecciones en el hígado, páncreas, cerebro y nervios; entre los más comunes”, reiteró. Aunque con medida es válido ingerir una bebida que contenga alcohol, es importante aclarar que existen personas con padecimientos crónicos degenerativos que no deben hacerlo, debido a que puede complicarse el padecimiento, o bien bloquear el efecto del tratamiento que se tiene prescrito y afectar el control de la enfermedad.

En lo que se refiere a la alimentación dijo que la dieta debe ser balanceada, a fin de evitar que se eleven los niveles de azúcar y de grasa en el cuerpo, ya que la ingesta desmedida lleva al sobrepeso y la obesidad, y esto a su vez a enfermedades como la diabetes mellitus y la hipertensión arterial, deteriorando la calidad de vida.

Finalizó recomendando a la población evitar comer en exceso, ya que una descompensación en el organismo podría ser causa, incluso, de atención en el servicio de urgencias, sobre todo en quienes padecen alguna enfermedad crónica degenerativa.

Para evitar poner en riesgo la salud debido a las causas mencionadas, el IMSS brinda orientación en sus Unidades de Medicina Familiar, a través del programa PrevenIMSS, con acciones específicas para toda la población derechohabiente, según el sexo y la edad.