Inicio Salud IMSS proyecta método de detección de cáncer de mama sin radiación

IMSS proyecta método de detección de cáncer de mama sin radiación

Se hizo un estudio de investigación en mil 200 mujeres de 25 y 70 años de edad

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Guanajuato, para beneficio de la población femenina derechohabiente, desarrolló un estudio para la detección del cáncer de mama y las enfermedades benignas de la glándula mamaria, que no emite radiación ni causa dolor, utiliza la corriente eléctrica y mide la conductividad del tejido mamario para detectar lesiones que pueden ser sospechosas de malignidad, explicó la encargada de la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica, de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 1, en León, Blanca Olivia Murillo Ortiz.

Apoyada por los radiólogos sub especialistas en mama, Talía Rivera Villanueva y Abraham Hernández Ramírez, así como el equipo de médicos de Medicina familiar y enfermeras, realizaron el trabajo titulado “Estudio de tamizaje para cáncer de mama mediante electroimpedancia mamaria en mujeres de 25 a 70 años de edad”; para conocer la precisión de este equipo de Mastografía MEIK se hizo un estudio de investigación en mil 200 mujeres de la Delegación Guanajuato del IMSS, y se comprobó que es igual de sensible (85 por ciento) y específico (96 por ciento) que la mastografía de rayos X.

“En cuanto a los resultados, se identificaron siete casos de cáncer de mama, y en otras mujeres, enfermedades benignas de la glándula mamaria, como quistes y fibroadenomas. Con este protocolo pudimos comprobar una precisión de la mastografía por Electroimpedancia de monofrecuencia del 87.39 por ciento”, dijo
La electroimpedancia refiere que a través del cálculo de la conductividad eléctrica de los tejidos se proporciona información sobre procesos fisiológicos y patológicos en la glándula mamaria, que permite diagnosticar la presencia de cáncer. La impedancia eléctrica permite ver la distribución de la conductividad del tejido biológico en varias secciones trasversales de la glándula, y detectar tumores, visualizándolos como área con valores anormales de conductividad eléctrica.

El principio de este método es que los tumores malignos de la glándula mamaria muestran una conductividad eléctrica mucho mayor (habilidad del paso de la corriente eléctrica). Las diferencias en la conductividad entre las células benignas y malignas de la mama se basan en: contenido de agua y electrolitos, relacionados a cambios hormonales y a la angiogénesis, cambios en la permeabilidad de la membrana y en la polarización, así como cambios en la orientación y acomodo celular, además de diferente resistencia eléctrica específica del tejido mamario normal y del cáncer de mama.

Del proyecto de investigación comprobó la eficacia y utilidad de este método de electro impedancia, lo que permitiría aumentar el número de pruebas de detección de cáncer de mama a menor costo, así como realizar la en zonas del país que carecen de un equipo de mastografía.

La funcionaria del IMSS dijo que una ventaja importante es realizar la mastografía por electroimpedancia en mujeres de cualquier edad, y embarazadas ya que no emite radiación. Indicó que es mejor realizar el estudio al finalizar el periodo menstrual, y en el caso de las mujeres postmenopáusicas, en cualquier momento es adecuado.

Un cáncer de mama diagnosticado en una etapa temprana es curable y requiere de un tratamiento de menor costo. La doctora Murillo Ortiz afirmó que la prevención, con la autoexploración y un estudio accesible y más económico, puede impactar de manera significativa en el número de muertes por esta enfermedad.