Logra cumplir una meta importante en su vida; terminar la secundaria

logra-cumplir-una-meta-importante-en-su-vida-terminar-la-secundaria

Juan busca dar continuidad a sus estudios y crecer en su trabajo, donde sus compañeros a diario lo motivan para ser mejor persona.

León, Guanajuato, a 16 de diciembre de 2021.- Juan Antonio Reyes Portillo pudo cerrar el 2021 con buenas noticias para sus familiares y seres queridos; después de mucho esfuerzo, obtuvo su certificado oficial de secundaria.

Ahora su meta para el próximo año es continuar con la preparatoria y desarrollarse en su trabajo.

Juan Antonio tiene 26 años y es una persona con lento aprendizaje, sin embargo, esto no fue impedimento para tomar la oportunidad de continuar sus estudios con INAEBA.

Actualmente se desempeña en el área de limpieza del Centro Comercial “Altacia”, en el municipio de León y fue ahí donde se enteró y conoció los servicios educativos que ofrece el instituto a aquellas personas de 15 años o más que, se encuentran en condición de analfabetismo y rezago educativo.

“Sé que, si puedo, me pongo nervioso a veces, pero hay que salir adelante; me dieron la oportunidad de estudiar la secundaria, no me lo esperaba”.

Grupo “Aryba” y la empresa “AyB” son aliados estratégicos del INAEBA, al ofrecer a sus colaboradores los servicios educativos para poder aprender a leer y escribir, iniciar o retomar sus estudios de educación básica.

Juan contó con todo el respaldo de su familia y encontró en sus compañeros de trabajo la motivación para retomar sus estudios y recientemente recibió su certificado oficial de secundaria; su meta es continuar la preparatoria durante el próximo año.

Dijo que, considera a la educación como un tema importante para seguir con su trabajo y de este modo alcanzar un buen futuro y esto lo convirtió en un referente de admiración, esfuerzo y dedicación en el estudio.

“Insisto en decirle a la gente que, no abandonen sus estudios, el que lo hace por alguna razón, tiene otras opciones para estudiar; hay que buscar un mejor futuro y darse tiempo para todo, hay que echarle ganas”.

Ahora Juan quiere convertirse en ejemplo de que, con perseverancia no hay límites para estudiar y que cada persona debe luchar por su futuro, si tiene a la educación como la mejor herramienta para salir adelante.