Inicio Regional Recomienda otorrinolaringóloga de la UMAA no. 55 del IMSS, evitar exposición a...

Recomienda otorrinolaringóloga de la UMAA no. 55 del IMSS, evitar exposición a sonidos intensos

Pueden ocasionarse daños irreversibles

En la actualidad existen aparatos reproductores de audio que ofrecen una excelente calidad, sin embargo, debemos tener cuidado con la forma y la frecuencia de utilizarlos, a fin de no ver afectados nuestros oídos, al igual que evitar exponernos a volúmenes altos de música en bailes, antros y bares.

“El oído tiene sus mecanismos de protección para sonidos muy fuertes, generalmente nuestra capacidad de audición tiene un límite, por lo que al rebasar esa cantidad causa dolor y hasta puede ocasionar una trauma acústico agudo, es decir, la audición se va a dañar de manera irreversible”, dijo la doctora Onitzel Díaz Zepeda, otorrinolaringóloga de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA) No. 55, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

[pro_ad_display_adzone id=”15067″]

Comentó la especialista del Seguro Social que no solamente el sonido alto puede ocasionar una afección, sino también la exposición prolongada a éste. Lamentablemente en etapas iniciales de daño al oído el paciente puede no detectarlo, debido a que se comienzan a perder las frecuencias muy agudas.

Un daño agudo al oído es irreversible y no hay manera de darle una solución. Dijo que nos podemos dar cuenta de que existe pérdida auditiva cuando no percibimos sonidos del medio ambiente que otras personas sí detectan, o bien, al momento en que nos tienen que hablar más fuerte para escuchar.

Resaltó que no sólo se trata del daño auditivo, sino que por el mismo hecho no se perciben sonidos que nos pueden alertar de alguna situación de peligro, como la caída de algún objeto, el claxon de un automóvil, etc.

Por lo anterior, reiteró que la exposición al ruido no debe sobrepasar ciertos límites. El daño que se genera por ruido es en el oído interno. Entre los primeros daños que el paciente identifica cuando ya existe una afección aguda es la presencia de zumbido, no entienden algunas palabras, hablan más fuerte, suben el volumen del radio y de la pantalla,  y hay dolor cuando alguien les habla muy fuerte.

Recomendó evitar la exposición a sonidos intensos con audífonos, acercarse a bocinas en función de alto volumen, así como a ruidos permanentes en los centros laborales. Al detectar cualquiera de los síntomas mencionados se debe acudir a revisión profesional para evitar complicaciones.